Luna llena en Virgo: Ser para servir

Mañana tenemos una nueva Luna llena. Una Superluna, dicen. Porqué su proximidad a la Tierra la hará especialmente visible. En Virgo la visibilidad no es precisamente importante. Lo es mucho más la impecabilidad.

Pero que esta luna sea tan visible me lleva a sentir que yo no puedo hablar hoy de una luna llena en Virgo sin hablar primero del embrollo que existe con este signo en el inconsciente colectivo.

Siempre explico en mis talleres que Virgo es el signo peor explicado del zodíaco con diferencia. De hecho, ni siquiera se le ha otorgado un regente que defina bien el arquetipo hasta hace bien poco. Mercurio, regente tradicional, no nos explica nada sobre la Tierra, sobre la energía sagrada femenina ni sobre la capacidad sanadora de Virgo. Tan solo se refiere a esa parte analítica que sí encaja con el arquetipo… pero todo lo demás ?….

Ahora parece que por fin se ha acordado que Ceres, divinidad femenina tiene regencia también sobre este signo. Diosa de la Agricultura y madre (Deméter) de Perséfone (cuyo rapto da lugar al mito de Escorpio). A mi modo de ver, se amplia ni que sea parcialmente, lo que en realidad significa Virgo. Modestamente, creo que Vesta también tiene una relación importante con este signo. Que como su propia raíz delata, encarna esa energía pura vinculada a las Sacerdotisas.

En el relato del Patriarcado que también por supuesto ha ocupado la Astrología, las deidades femeninas parecen relegadas a un segundo orden. Sólo la romántica Venus entre tanto Dios masculino. La Luna, cómo lo vulnerable y maternal, Lilith como la rabia de la exclusión…. Y así las cosas.. pues Virgo queda como el segundón del zodíaco. El que está para ‘servir’. Y conste, que esta expresión del inconsciente colectivo es tanto para hombres como para mujeres. No hablamos de género, sino de energía.

Pero qué grandeza hay en ese servicio!. El relato Piscis-Virgo es el relato Jesús-Magdalena. Con toda la mentira que se ha vertido sobre esa historia. La tergiversación maléfica que sitúa a Myriam de Magdala como prostituta en lugar de como compañera y heredera legítima del legado del mensaje del Cristo. Porqué como explica muy bien los textos hallados en Egipto, ella no solamente era una mujer sabia sino que ocupaba el mismo rango que los apóstoles. Invito a leer este enlace a quien quiera profundizar. https://www.aliciagalvan.com/articulos/grandes-maestros/maria-magdalena-su-verdadera-historia/

El mito de la Virgen se reserva a María, la Madre, abnegada y resignada en la entrega de su hijo concebido sin sexo… Así que nos llega una historia en el inconsciente colectivo durante 2000 años en la cual lo femenino es secundario. Está solo para servir, sufrir, resignarse… Y en ese inconsciente colectivo la energía de Virgo pierde su auténtica esencia. La Sanadora. La Iniciada. La Sabia. La constante y resilente. Todas ellas cualidades virginianas.

No es casual por tanto, que exista un gran número de sanadoras y sanadores con energía virginiana entre las que me encuentro por mi ascendente. Haciendo Reiki, sanación, terapias florales o trabajando con geometría sagrada. También encontramos esta energía movilizada en temas relacionados con la ecología y el compromiso de sanar a la Tierra.

Aquí es donde vemos perfectamente el eje Piscis-Virgo. Ambos quieren mejorar el mundo. Ambos buscan el orígen, la sanación. Son las llamas de Jeshua y Myriam. El Cristo y la Magdalena.

Cierto que en otros casos Virgo se queda en lo puramente mercurial, sin duda capado el acceso a toda esa otra vertiente que durante dos siglos ha sido manipulada y estigmatizada. Así que aprovechando que Ceres está en Sagitario, es hora de que Virgo conecte con la Verdad. Esa verdad negada a toda nuestra civilización judeo-cristiana.

La lunación de mañana es especialmente simbólica en este sentido, ya que Mercurio, regente también de este evento, se encuentra precisamente en Piscis y en conjunción estrecha con Neptuno, regente de Piscis. Es un encuentro poético del Sagrado Masculino con el Sagrado Femenino…

En nuestras vidas, este encuentro también es un encuentro interior de abrazar ambas partes. Porqué una no tiene sentido sin la otra. Seas hombre o mujer. La Sanación de nuestro planeta reside en este encuentro. A todos los niveles. En el personal y en el global.

Sin la restitución del sagrado femenino, la sociedad se quiebra y enferma sin remedio. El dolor se perpetúa y no hay sanación posible.

La zona de tu carta donde resida Virgo va a recibir el flujo de esta luna llena. Y es una oportunidad de sanar y ordenar esa zona. De limpiarla y desintoxicarla. De conectar con tu parte más pura y a la vez de trabajar para restituirla. Para darle su lugar. Sabiendo ahora que es mucho más sagrada de lo que creías. Que el mejor servicio que puedes dar al mundo es reconocerte y restituir en tí tu capacidad de auto-sanarte. Conectar con la sacerdotisa que llevas dentro.

Podemos servir al mundo cuando sabemos quien somos. Cuando nos reconocemos completos. Sino, caemos en el ‘sacrificio’, que también es una expresión de este mismo eje. Porqué ambos, Piscis y Virgo, tienden a ello sino pueden conectar con su parte más sagrada y trascendente.

No se trata de ser salvadores del mundo. Sólo necesitamos salvarnos de nosotros mismos. Poder Ser para poder servir.

Feliz Luna sagrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s