0 de Aries 2019

La Astrología nos muestra que principio y final son fases de la misma rueda.

Una rueda que se repite cada año. Una rueda que finaliza en el grado 29 de Piscis diluyéndose en el agua del Océano y que se inicia de nuevo con el Equinoccio de Primavera coincidiendo con el grado 0 de Aries, el primer Fuego, el fuego del Inicio. Es el final del invierno y el inicio de la Primavera.

Energéticamente tiene mucha más fuerza que el fin de año que tradicionalmente celebramos el 31 de Diciembre y el 1 de Enero. Unas fiestas que corresponden al calendario gregoriano muy posterior a las fiestas paganas sincronizadas con los ciclos naturales de la Tierra.

Así que de alguna forma, creas o no en la Astrología, es un momento energético importante. Si eres más sensible o receptivo, lo notarás con más fuerza. Hay un ciclo que termina y otro que se inicia.

El mes Piscis es un momento idóneo para permitir que se disuelvan temas, que se finalicen ciclos. Y el 0 de Aries nos empuja a re-nacer, a re-iniciar, a volver a florecer, a conectarnos con la vida que se muestra a nuestro alrededor en los árboles florecidos, en los nuevos brotes, en los días más luminosos.

El inicio del ciclo llega este año acompañado de Quirón. No ocurría esta coincidencia desde 1968. Así que tenemos un inicio que toca el arquetipo de la herida y del sanador. Aquello que nos duele nos faculta al mismo tiempo para reparar esa misma herida en otros.

Iniciamos así un ciclo en el que lo primero que nos pide la energía es poner luz en la herida. Sol-Quirón en Aries. Es nuestra propia herida. Es la herida del Yo. De la autoafirmación. Del auto-reconocimiento. Es el grito del Yo Soy. También a nivel colectivo, es la herida que provocan los conflictos, las guerras, las luchas de poder…

Y como todo está sincronizado, este inicio además se encuentra con una luna llena en Libra, que repetirá signo en la próxima lunación. Quizás para darnos una segunda oportunidad de conciliación con nosotros mismos, de armonía y balance con nuestras luchas internas…

La Luna Llena en Libra estará amplificando y mostrándonos el resultado del manejo de nuestras relaciones, con el Sol Quirón quizás podremos ver el dolor que esas relaciones humanas provocan cuando no están en equilibrio. Cuándo no somos nosotros mismos y cedemos negando nuestra propia identidad o en el mismo polo opuesto cuando queremos imponernos al otro sin tener en cuenta su propia identidad. Es el eje Aries-Libra. Tu y yo.

La Luna en Libra hace un efecto espejo. Lo que ves en el otro no es más que el resultado de tu propia emisión, aunque cueste aceptarlo porqué lo lunar es siempre inconsciente. Pero poner conciencia es precisamente comprender que aquello que se muestre en esta lunación tiene que ver contigo, aunque aparentemente parezca que sea el ‘otro’. No hay otro. Entender eso es la clave.

Para mí no hay mejor principio para una relación sana que este poema de Fritz Perls. Y sirve tanto para nuestras relaciones personales como para las colectivas entre sociedades o países que no son más que el reflejo de lo que gestionamos a nivel individual.

Es el respeto entre iguales el que trae paz. Esos iguales representados por Libra, desde el principio básico de Aries: el respeto a la propia identidad conlleva inevitablemente el respeto al otro. Si no te respetas a tí mismo, tampoco lo harás con los demás.

Feliz Inicio, Feliz Fuego, Feliz 0 de Aries… y feliz luna llena libriana.

Resultado de imagen para yo soy yo tu eres tu poema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s