Eppur si muove…

Esta frase de Galileo ha pasado a la historia. Fue su declaración ante el tribunal de la Santa Inquisición para afirmar que sí, que era la Tierra la que se movía. Que aunque neguemos o desconozcamos la verdad, ésta persiste.

Vamos faltos de Galileos’ en estos tiempos. Pero ahora sabemos que no solamente la Tierra se mueve, todos los planetas lo hacen y el propio Sistema Solar también. De hecho, viajamos a 828.000 km/hora. Quién lo diría verdad? ..

Son más las cosas que desconocemos que las que sabemos. Y este 2020 ha llegado con todo… Para destaparlo todo y para derribar un paradigma. O cambiamos o cambiamos. Nos movemos aún a nuestro pesar. No hay opción.

Esta luna nueva en Libra es un llamado al equilibrio interior. Todo un reto con la que está cayendo. El cielo empuja implacable…

La relación del arquetipo libriano con la Belleza se basa en la armonía, en el equilibrio. Es la danza perfecta de Venus respecto a la Tierra, el ritmo mágico de todo el Sistema Solar en su movimiento. Y nosotros, como parte de él, necesitamos sintonizarnos con esa armonía mágica que a menudo nos hace depender del otro. En esta dualidad en la que vivimos ese punto de equilibrio tendemos a buscarlo siempre fuera, mirándonos en el espejo de otros ojos, danzando en los brazos del amado. Todos necesitamos sentirnos amados y en busca de ese amor a veces perdemos nuestro propio equilibrio…

Venus, regente de esta luna nueva, se encuentra en el. signo de Virgo y en oposición a Neptuno. Nos pide conectar con esa parte femenina capaz de poner orden con amor. De limpiar y de sanear en primer lugar, a nosotros mismos.

Conectar más allá de nuestro Ego y entender que cada paso que damos en nuestra vida para ordenarnos y sanarnos, repercute en el colectivo. Si manifestamos solamente la ‘crítica’ virginiana sin tomar ninguna responsabilidad personal, solo hacemos que desgastarnos e intoxicarnos todavía más.

Venus se muestra en trígono a la triple conjunción como diciéndonos: con amor, trabajo, orden y auto-estima podréis continuar adelante. Aunque eso requiera dejar de idealizar (Neptuno) y salir del discurso del ‘todo irá bien’.

Nada va ir bien sino nos hacemos cargo de nosotros mismos. Y para eso está también ahí Mercurio Retrógrado en Escorpio en oposición a Urano.

Una nueva oportunidad de comunicarnos hacia dentro y hacia atrás. De hablar con nuestros muertos… Es muy saludable hacerlo. Y a menudo tienen cosas muy interesantes que contarnos. Doy Fe de ello. Urano te puede ayudar a liberar cadenas invisibles que todavía seguimos arrastrando. No se trata de recrearse en las heridas, pero sí de atreverse a mirarlas para poder dejarlas ir.

Este Mercurio en Escorpio está conjunto a Juno, asteroide muy afín a la energía de Libra, que nos habla de compromiso. De ‘matrimonio’. Comprometernos y casarnos en este momento, con nuestra propia transformación. Y también de la necesidad de incluir de una vez por todas la energía femenina en este cambio de paradigma en el que nos encontramos.

Muchos de nuestros antepasados pasaron guerras, pandemias , escasez y mucho dolor. Sin ninguna de las herramientas ni ayudas que tenemos hoy en día. Y a pesar de ello y gracias a ellos, nosotros hemos llegado hasta aquí. Honrarlos es lo primero que deberíamos hacer todos. Y poder decirles, que en su honor, nosotros lo haremos diferente…

Marte también retrógrado transitando su propio reino se coloca enfrente de esta luna en libra que va buscando la armonía, el equilibrio y la belleza. Y su consecuencia: La PAZ.

Pero como decía el profeta Isaías, no hay Paz sin Justícia. No hay paz para los malvados…

En frente de esta luna, un guerrero revolviendo las memorias de lucha del pasado y haciéndonos conscientes de cuántas de ellas están pendientes aún de solventar.

Si todavía tenemos cadáveres en las cunetas (nos dice Mercurio RX en Escorpio) como podemos pretender que todo siga adelante como si nunca hubiera pasado nada…

La falsa transición de este régimen del 78 que no hizo sino continuar escondiendo toda la podredumbre heredada del Franquismo, de la guerra y la Dictadura está ahora derrumbándose. Esa cloaca saturada de porquería lo ha minado todo. Y es tal la putrefacción que ha llegado hasta la médula del Sistema y el régimen está en fase terminal. Plutón no admite reformas… Exige derrumbarlo todo para construir de nuevo.

Por tanto, más allá de la pandemia, eso es lo que ha venido a provocar la Triple conjunción Saturno, Júpiter y especialmente Plutón, ya directo, en Capricornio.

Se preguntan mucha gente por qué en España está siendo mucho más complicado el control de la pandemia… Pues ahí tenéis la respuesta. Porqué es mucha la porquería que hemos almacenado aquí. Ningún otro país de Europa ha blanqueado el fascismo como se ha hecho en el nuestro. Nuestro almacén de residuos tóxicos es de tal calibre que ya no hay posibilidad de reciclaje.

‘Haceros cargo de lo que tenéis detrás, debajo, escondido bajo las alfombras, las cloacas, políticas pero también personales. ‘Eso nos está diciendo la Triple conjunción. Mientras nosotros seguimos ‘entretenidos’ discutiendo acerca de mascarillas, medidas, etc…etc..

Nunca está de más recordar que lo vemos afuera, vive en nosotros. Que quienes nos ‘representan’ han salido de nuestra propia Sociedad. Y esta triple conjunción se ceba en la queja. NO admite victimismo. No esperéis líderes ni salvadores,nos dice. Ya no. Es tiempo de auto-responsabilidad y de auto-sostenimiento. De re-invención y persistencia.

Esta luna en Libra no va de tanto de romanticismo. Está opuesta a Marte y cuadrada a la Triple conjunción dónde reside toda la fuerza del Triángulo de rendimiento que se produce en esta lunación.

Por tanto está ‘reactiva’, buscando respuestas, ideas, inspiración para encontrar un equilibrio roto, herido. Y para eso, también es necesario revisar los Límites. Nuestros propios Límites. El aprender a decir que NO. Eso que tanto cuesta a la balanza y que es fundamental para adquirir el equilibrio propio.

Pero también en revisar el Juicio. El propio y el ajeno. El impulso a pretender juzgar al otro sin ni siquiera primero habernos revisado mínimamente.

Busquemos la belleza en lo simple nos dice Venus en Virgo. En agradecer la Vida. En ver una puesta de Sol o una nube con forma de corazón. En una canción, en los ojos del amado, en la flor que nace cada día. En el ciclo maravilloso de la Naturaleza. En su entropía. En las hojas que caen a diario de cada árbol como promesa de nuevo alimento a la tierra.

Pero también en la toma de conciencia que todo se mueve aunque a veces nos sintamos inmobilizados…confinados. Levantemos la mirada al cielo Neptuniano para sentir que el Universo sigue viajando a 828.000 km por hora. Y nosotros con él. Que nunca es el final definitivo de nada, porqué siempre hay un ciclo que continúa.

Que después de la tempestad, viene la calma. Que siempre hay luz al final del túnel. Que podemos sembrar un futuro nuevo aunque ahora mismo no podamos ni siquiera imaginar como será. Pero será. Porqué a pesar de todo, e incluso a pesar de nosotros mismos… Eppur si muove.

#astrología, #astrologíapsicologica, #lunanueva, #lunanuevaenlibra, #tripleconjunción, #equilibrioyjusticia, #astrologíasistemica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s