Luna llena en Libra : No eres tú, soy yo

La luna llena de este mes se produce en Libra, donde tengo mi propia luna natal. Me toca personalmente, así que la conozco bien. Tiene el mandato de ser buena chica y no molestar a nadie. Ser complaciente y educada. Guardar las formas…

Pero también es una luna que invita a distrutar de la belleza, de cualquier expresión artística, de la harmonía que existe en el equilibrio, en la simetría, en la igualdad…

El eje Aries-Libra nos remite al Tu y Yo. Es el eje relacional en un ámbito no jerárquico, de igual a igual y el arte de encontrar el equilibrio entre el dar y el recibir, buscando la equidad.

Libra es un signo dual que se mira en el espejo y es a través de la acción del otro, que se evalua. Si Aries es acción, Libra es reacción.

El Sol ariano se expresa tal cual es, sin filtro. Sin pensar, porqué es puro Fuego. Sin considerar demasiado la reacción del otro.

Libra sin embargo, es Aire, pensamiento. Evalúa, duda, intenta buscar la estrategia más adecuada para responder a la acción ariana.

Todos tenemos en nuestras cartas una zona Aries y una Libra. Un Marte y una Venus. Un dar y un recibir. Una parte masculina y una femenina. Una zona dónde somos más reactivos e individualistas y otra que nos invita a compartir y disfrutar. Guerra y Paz. Lucha y Amor. Tu y yo.

Esa preciosa dualidad que nos hace tan complejos a los seres humanos cuando nos relacionamos entre nosotros, que nos hace crecer a través de los retos que nos presenta durante nuestra vida.

Las lunas siempre vienen a mover nuestra parte más inconsciente y emocional. En este caso mueve vínculos. Relaciones. Deseos de compartir y/o sensación de Soledad. Principal enemiga de la energía libriana.

Pero también viene a recordarnos que la relación más importante de nuestras vidas es la que tenemos con nosotros mismos. A recordarnos quién es el Amor de tu vida, con quién tienes el mayor compromiso… La respuesta debería ser siempre contigo misma. Y ese es el gran aprendizaje de nuestras vidas.

Amarte para poder amar. Respetarte para poder respetar. Encontrar tu equilibrio interno y, si es necesario, apartarte cuándo esto no se da. Dice el refrán que mejor solo que mal acompañado. Y es cierto. Cuándo esa negociación del dar y recibir no es posible, Aries nos enseña que hay que conectar con el fuego interior de nuestro Yo, que es capaz de sobrevivir sin el otro.

Venus, regente de esta luna, se encuentra precisamente en Aries, en el signo opuesto. Así que esta luna llena viene sobretodo a hacernos sentir que el valor de nuestra auto-estima es clave para encontrar nuestro centro, nuestro equilibrio. El tópico de amarse a uno mismo es el mensaje de esta lunación.

Libra también se refiere a la Justícia, al contrato, al compromiso. En ese dar y recibir se estipula un ‘acuerdo’. Cuando ese acuerdo no es justo, o se rompe, o no está en equilibrio, una luna como esta puede propiciar la ruptura. O cuanto menos, la revisión de ese ‘contrato’.

Dicen que la Justícia , representada también por Libra, es ciega. Debería serlo para ser ecuánime. La inventaron los romanos precisamente para mediar entre los conflictos individuales de los humanos. Pero vemos a menudo como esa venda tiene colores distintos y su ecuanimidad se pierde mucho más de lo deseado. Es entonces, cuando surge la polaridad de Aries. Sin justícia, no hay paz. Sin justícia, surge el conflicto.

También en nuestras vidas ocurre exactamente lo mismo, cuando sentimos que la balanza se desnivela.

Marte, regente de este Sol en Aries, está en Géminis junto al Nodo Norte. invitándonos a ‘defender’ nuestros argumentos a través del a comunicación. La acción a través del debate, de la discusión, de la expresión sincera es lo que nos puede hacer avanzar.

El Nodo norte siempre es un faro que nos indica hacia dónde caminar si queremos evolucionar aunque eso suponga salir de nuestra zona de comfort habitada por el Nodo Sur.

Mientras, Juno, asteroide femenino muy asociado a la energía de Libra, está en oposición a Urano!, El rompedor de cadenas. El libertador. Si no hay equilibrio, sal de ahí, te dice.

No es ésta una lunación demasiado ‘libriana’. Hay poca azúcar en el cielo para endulzarla. También Quirón está envuelto entre el Sol y Venus en Aries. Así que claudicar, rendirse, renunciar a ser uno mismo resulta más que doloroso.

Siempre nos quedará la música, la danza, mirar un cuadro y fascinarse con su belleza, la primavera iluminando las flores, y toda la belleza que representa el poder encontrar en uno mismo ese centro donde todo está en orden, en perfecta armonía con la Flor de la Vida. Con esa maravillosa danza que protagonizan Venus y la Tierra. Y a la que siempre podemos evocar en nuestro interior. Porqué formamos parte de ella.

Y Para que no te olvides…. aquí la tienes:

#lunallenaenlibra, #astrología, #astrologíaconsciente, #Aries, #Libra, #relaciones, #equilibrio, #balanza, #justícia, #amor, #pareja,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s