Luna llena en Escorpio: Un Wesak con eclipse

Nos llega la luna Wesak, de gran relevancia para la tradición budista, envuelta este año con el halo de un eclipse lunar.

El gran potencial espiritual de esta luna llena que cada año nos visita en el mes de Mayo, podemos imaginar que la carga energética del eclipse aumentará todavía más su efecto.

El eje Tauro-Escorpio, ambos signos fijos (y femeninos), nos ponen a menudo en encrucijadas. Escorpio no es precisamente amante de la escala de grises. Todo tiende al blanco o negro. A la Luz o a la oscuridad.

Y es bastante obvio que vivimos tiempos oscuros si miramos el panorama que nos muestra la Tierra desde el Sol taurino.

Una luna llena viene a entregarnos el resultado de la siembra que hicimos 6 meses atrás. Allá por el mes de Noviembre’21 con la luna nueva en Escorpio. Si puedes retroceder a ese período, quizás entenderás que algo que se inició entonces te devuelve ahora el resultado.

Sea cual fuere, tienes la oportunidad de recoger ese fruto, o de dejarlo ir definitivamente. Y digo definitivamente, porqué aquí no hay escala de grises. La luna en Escorpio es Muerte o Resurrección. Nada se queda en el limbo….

Que Urano esté tan cerquita del Sol taurino, también nos dice que puede ser que el resultado no sea el esperado, que no responda a tus expectativas. Lo cual no significa que no sea lo mejor para tí. Ya sabemos que el hombre propone y Dios dispone. Por tanto, ábrete al cambio quizás inesperado que te propone la Vida.

Los eclipses son grandes amplificadores y a la vez detonadores que apagan y encienden luces. Por tanto es posible que algo termine de forma definitiva y si lo puedes dejar ir con amor, recibirás el nuevo ínput que el Cielo tiene preparado para tí como un regalo.

El Sol en Tauro muestra materialización, viabilidad, sostenibilidad… mientras que la Luna en Escorpio quizás traiga a la luz las mentiras, los deseos, las luchas que de forma consciente o inconsciente hemos estado sosteniendo. A menudo, las mentiras más dolorosas son las que nos decimos a nosotros mismos.

Pero la finalidad de Escorpio es transformar. Mientras que la energía de Tauro se encarga de sostener y resistir. Esta dualidad interna que tan a menudo nos envuelve: El miedo al cambio. A perder el control de nuestras vidas. Cómo si alguna vez lo hubiéramos tenido…

Plutón, regente de Escorpio, hace un trígono al Sol taurino. Invitándole a hacerse cargo de esa transformación. Cómo diciéndole: ‘Sí, tu puedes. Tienes mucho más poder del que crees. Úsalo con conciencia para restablecer tu paraíso original.’

Urano cerca del Sol afirma que hay en nosotros una mente mucho más inteligente que la de nuestro pequeño Ego. Que puede visionar nuestro futuro con claridad, que conoce nuestra misión y propósito. Y que si se nos pone la vida patas arriba es porqué solamente así podremos encontrar nuestro camino.

Urano es un despertador, un liberador de cadenas. Sólo que a menudo estamos tan cómodos con ellas, que ni siquiera las sentimos. Si es así, la luna en Escorpio se va a encargar de hacerte sentir. Y lo va a hacer de forma profunda, intensa y sí, quizás dolorosa si nos resistimos, si solamente así podemos salir de nuestra zona de confort.

Venus, regente de Tauro, se encuentra en conjunción de apenas un grado con Quirón. Nuestra herida profunda que tantas veces duele como nos moviliza. Si Venus se ocupa de las relaciones, también esta luna nos invita a mirar si priorizamos nuestra autoestima, o complacer a los demás aunque nos duela. Pero también nos invita a rescatar nuestra parte femenina herida. Y el maltrato secular a nuestro hemisferio derecho.

Marte, regente clásico de Escorpio está conjunto a Neptuno en Piscis pero también recibe a Júpiter en Aries.

La versión consciente de esta fórmula podría ser una gran oportunidad de disolver (Neptuno)y restaurar una masculinidad mucho más amorosa y compasiva, para empezar de nuevo. Crear un nuevo inicio con nuevos valores(Júpiter en Aries).

Sin embargo, no parece que sea esa la versión que se avecina. Sino más bien la de la guerras de intereses velados, envueltas de falsedad y confusión. La versión neptuniana en su peor vibración… Venus junto a Quirón en Aries conoce bien el horror y el dolor que provocan las guerras. Y aquí decir que la luna en Escorpio nos está diciendo de nuevo, que hay muchas cosas que nos ocultan. Y que el relato oficial puede estar repleto de mentira y manipulación.

No olvidemos que además, Mercurio está retrógrado. Por tanto es buen momento para revisar y mirar hacia dentro. Mucho más que para estar pendiente de lo que ocurre fuera, que puede ser más confuso de lo habitual.

Saturno tiene también una posición muy relevante en esta lunación. Configura un T-cuadrada desde Acuario recibiendo el flujo energético de esta luna llena con su eclipse. Y junto a él Vesta… Cuánto necesita la Humanidad de esta energía femenina: Una sacerdotisa junto al gran representante del Patriarcado.

Vesta representa muy bien al Sagrado Femenino. Las Vestales fueron guardianas del fuego de los Dioses y veneradas en tiempos pasados, pero acabaron violadas y asesinadas. Y así sigue aún hoy en día el legado de lo femenino. También en muchos hombres. Porqué de nuevo no estoy hablando de género, sino de energía.

Pero Saturno también es nuestra capacidad de sostener y sostenernos a través de aquellos que nos precedieron, es nuestro Árbol familiar. Y con Vesta al lado, la propuesta es cuidar y sanar a nuestros mayores, a nuestros ancestros. Haciéndonos cargo de todo para poder así liberar y transformar lo que sea necesario.

No podemos construir algo nuevo sin antes reparar lo anterior. No se aguanta ningún edificio si los cimientos están podridos.

Es una lunación es especialmente potente para los últimos grados de los signos fijos (también para Leo que puede recibir cuadraturas ) y especialmente para los implicados en la T-cuadrada ( Tauro-Escorpio-Acuario ). Los planetas y casas de tu carta natal que reciban su influencia movilizarán las áreas de tu vida respectivas.

Y recuerda sobretodo que esta luna sagrada para el Budismo, nos invita a conectar con el Silencio, la meditación, el aquí y ahora, la Presencia que habita en nuestro interior. Que desde allí puedes alejarte del ruido mundano y conectar con quien somos realmente. Más allá de lo cotidiano, más allá de la confusión y el dolor. Tu tienes en tí el poder de volver a tu centro, de poner tu intención en la Paz, en restaurar nuestro propio paraíso original interior y en rescatar el Fénix que vive en tí.

Feliz luna Wesak

#lunallena, #eclipse, #lunallenaenescorpio, #tauro, #escorpio, #astrología, #cartanatal, #astrologiapsicologica, #astrologiaconsciente, #lunawesak

1 comentario

  1. Hola Esther No t ‘ho creuràs però ja em preguntava que un eclipse tan potent com aquest no treguessis cap post. M ‘ ha encantat com sempre perquè ho expliques molt beé! Amb el intagram t arriba info por tot arreu però mai tan clara com la teva. Així que espero poder llegir-te o escoltar-te més.

    Bon eclipse Lluïsa

    Le gusta a 1 persona

Responder a Luisa Alia Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s