Luna llena en Piscis. Principio o final…

Esta luna llena en el eje VIRGO-PISCIS se  produce con todos los planetas regentes implicados en modo retrógrado.  Que de forma resumida sería:  ‘mira hacia dentro y hacia atrás’.

Todos excepto Ceres, co-regente de Virgo, que es el único planeta/asteroide  que se encuentra directo. La cosecha que representa Ceres es el fruto de estos últimos 6 meses, que puede mostrarse ahora con claridad y honestidad (está en el signo de Leo) aunque la oposición a Saturno viene a decirnos que esos frutos nos dan el resultado de un examen.

Un examen respecto a nuestro esfuerzo y a nuestra capacidad de hacernos cargos de nosotros mismos,  más allá de la queja y/o el victimismo infantil que tan poco agradan al Señor de los anillos…

En todo caso es como si el cielo nos advirtiera que sea cual sea lo vistoso del resultado, es recomendable estar atentos ya  que hay muchos elementos que pueden estar camuflando ciertos temas. Por tanto, la consigna sería ‘no te precipites’…

Mercurio, regente principal de Virgo, inicia un nuevo periodo de retrogradación en Libra, signo vinculado a las relaciones y a la justicia. Pero además  está opuesto a Júpiter en Aries, ambos retrógrados, poniendo en jaque nuestro discurso interior de nuevo, confrontando sistemas de creencias que pueden generar conflicto y dolor, ya que Quirón también se une a esa oposición.

Mercurio en Libra prefiere adaptarse, escuchar, ser diplomático y tolerante… mientras que la apuesta de Júpiter es mucho más puntiaguda y unilateral. Nos guía a crecer con criterio propio sin caer tanto en el servilismo de querer contentar a los demás. Encontrar el equilibrio entre ambas es un reto más que interesante para cada uno de nosotros de forma individual y colectiva.

La energía pisciana dónde se da el plenilunio tiene también como os decía, a sus dos regentes Júpiter y Neptuno, en período retrógrado.

Netpuno en Piscis y  Júpiter en Aries …  Principio y final vinculados a esta misma lunación.

Si Piscis nos habla de cerrar ciclos, Aries es el movimiento del inicio.  Y el Sol en Virgo nos empuja a sanar, reparar y ordenar los temas pendientes. Cómo si antes de dar algo por acabado e iniciar una nueva etapa,  nos sugiriera que pueden quedar flecos, asuntos que quizás no podemos ver con claridad.

 La claridad no es precisamente una cualidad de la energía pisciana, más bien especialista en crear cierto caos y confusión respecto al punto en qué nos encontramos ya que también Neptuno se opone al Sol Virgo.

Por otro lado Piscis nos ofrece la mística, la posibilidad de conectar con lo intangible y desde allí acceder a la emoción, a la creatividad máxima y a la visualización de nuestros sueños. Si lo puedes creer, lo puedes crear. Eso sí, sin autoengaños ni falsas expectativas. Desde la lucidez adulta que se sabe inspirada y a la vez consciente de nuestro potencial co-creador.

Una luna llena en Piscis siempre puede traernos el sueño realizado o su final. En cualquiera de los dos casos podemos crecer si elegimos hacerlo.

Es mucho más corto nombrar lo que ‘no’ está retrógrado ahora mismo en el cielo. Porqué además de Mercurio, Júpiter y Neptuno, agentes directos de esta luna llena, también lo están el resto de planetas lentos: Saturno, Urano y Plutón. Y también el Nodo Norte, Quirón, Juno y Vesta.

Cómo si lo más trascendente y transpersonal de nuestras vidas estuviera en plena revisión, iluminado por la energía virginiana que nos permite reparar asuntos que quizás ya dábamos por cerrados…

Marte y Venus, éstos sí directos, muestran la tensión de la cuadratura. Marte desde el ruido ideológico de géminis y Venus desde el silencioso Virgo. Para sanar es imprescindible encontrar un silencio interior que nos permita escucharnos a nosotros mismos.

Que vuestros sueños se hagan realidad. Y sino es así, que Júpiter nos ofrezca la fuerza y el impulso para iniciar uno nuevo, revisando lo necesario y diluyendo lo innecesario.

A menudo para saber lo que queremos primero experimentamos lo que no. Es ese momento en que el supuesto logro se hace realidad y nos damos cuenta que no era eso…o que no era así, o que sencillamente lo que invocamos en un momento de necesidad ahora ya no tiene ningún sentido.

Si es ese el caso, déjalo ir. Entrégalo con agradecimiento a esta luna pisciana para que lo diluya en el océano de los sueños perdidos y atrévete a soñar de nuevo. El final de un sueño puede ser el principio de otro.

Feliz luna llena pisciana…

#astrología, #lunallena, #piscis, #virgo, #mercurioretrógrado, #cartanatal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s